¿Quién se ocupa?.

10 marzo 2017 | Categorías: Noticias | |

Antonio Piazuelomiembro de Attac en Aragón

Hace unas pocas fechas, los medios de comunicación aragoneses se han hecho eco de un par de noticias coincidentes en el tiempo que, en mi opinión, retratan de una manera muy poco misericordiosa eso que todavía algunos se empeñan en negar: la creciente distancia que media entre la ciudadanía y sus representantes políticos. O entre la calle y las instituciones, si se prefiere decirlo así. Por una parte se nos informa de que la Plaza de España zaragozana se llenó con familias de varios colegios comprometidos para el próximo curso… comprometidos, sí, pero cuya construcción aún no ha empezado en pleno mes de marzo y aún carecen de presupuesto. Son familias de los barrios más jóvenes, los barrios del sur, en los que la media de edad es muy inferior al resto de la ciudad y donde, como es lógico, hay más niños y la demanda en Educación se hace más urgente.

La otra noticia, también lamentable, habla de graves carencias de médicos especialistas en varios hospitales (Teruel, Barbastro y Calatayud), lo que obliga a suspender consultas ya fijadas. A pesar de que se ha echado mano de médicos interinos, los colegios profesionales estiman en cerca de treinta las vacantes que aún quedan por cubrir y alertan de que las listas de espera crecerán. Y, paralelamente, la correcta atención sanitaria a la población menguará. Con los riesgos correspondientes.

No hace falta devanarse los sesos ni recurrir al análisis de los expertos para comprender los motivos de ambos fallos en dos de los pilares básicos del Estado de Bienestar. Se pueden dar al tema las vueltas que se quiera, pero al final llegaremos al mismo sitio. Para arreglar problemas como esos solo se necesita una cosa, dinero. Y es dinero precisamente lo que se ha detraído en los últimos años de esos capítulos fundamentales. Los datos son claros: desde hace un lustro no solo no han aumentado las cantidades destinadas a gasto e inversión en Educación y en Sanidad (que sería lo lógico) sino que en los dos casos se han reducido en más de un treinta por ciento.

De ello se deduce una primera conclusión. No es solo este gobierno el que remolonea a la hora de dotar económicamente esos capítulos fundamentales, sino también el anterior (de signo político diferente) y conviene tenerlo en cuenta. Y tampoco cabe decir que los problemas son consecuencia solo de la ausencia de presupuestos y derivar hacia otra parte las responsabilidades, porque en años anteriores sí hubo presupuestos… y los recortes fueron a parar al mismo sitio.

Lo que ya no sé si es tan evidente para nuestros dirigentes políticos es que lo que se está deteriorando año tras año es precisamente el elemento que suelda los vínculos entre eso que algunos llaman, con bastante buen criterio, “la gente” y el Estado encarnado en sus representantes y en las instituciones. Las políticas sociales (la Educación, la Sanidad, las pensiones, el apoyo a la dependencia, las garantías para los parados…) son las que permiten a los ciudadanos percibir con claridad que sus representantes se ocupan de ellos y son capaces de resolver sus problemas, que el sueldo y los privilegios de los que disfrutan, a partir de los impuestos que pagamos todos, están justificados. Son, en definitiva, lo que hace que no se disuelva el afecto entre la población y las élites políticas, tan necesario en democracia.

Hace pocos días hemos conmemorado (triste conmemoración) el trigésimo sexto aniversario de la intentona golpista del 23-F. En varias ocasiones he recordado con qué intensidad pude sentir yo, uno de los diputados que estuvieron secuestrados en el Congreso por los golpistas de Tejero, el cariño que “la gente” nos dispensaba a todos con independencia de que nos hubieran votado o no, y lo he comparado con el desafecto generalizado con el que ahora se mira a los componentes de eso que se ha dado en llamar “la clase política”.

La diferencia es que entonces, en 1981, nos veían como personas capaces de dotar a este país de libertad después de la larga dictadura, y de ofrecerles la seguridad de que sus necesidades básicas estarían cubiertas como ya lo estaban en los países de la Europa occidental, en los países democráticos. Lo que esos mismos ciudadanos ven ahora es que los logros conquistados a partir de entonces van siendo recortados de forma implacable y que lo que se justificó a partir de la recesión económica se sigue justificando a pesar de la recuperación que señalan los datos macroeconómicos de los que tan orgulloso está el Gobierno. La precariedad laboral no disminuye, los salarios que bajaron no crecen, las pensiones están en peligro, la Ley de Dependencia sigue infradotada y la Educación o la Sanidad se mueven en el alambre de los recortes sin que se vea ningún impulso para volver al menos a los niveles de dotación que tenían antes de la crisis que empezó en 2008.

Los padres de esos niños a los que, si no se pone remedio, habrá que escolarizar hacinados en “aulas puente”, lo mismo que los pacientes que se suman a las ya intolerables listas de espera por falta de médicos, leen y escuchan a diario noticias sobre eternas discusiones entre sus representantes, debates que nunca acaban y acuerdos que no se producen, mientras sus necesidades más esenciales tienen que esperar. ¿Es extraño que se alejen de esos políticos y de esos partidos que se llenan la boca hablando de “la gente” pero no hacen aquello para lo que les pagan, que es resolver los problemas de aquellos a quienes representan?

De eso, de los problemas de “la gente”, ¿quién se ocupa?

Fuente

ATTAC en Aragón no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización. 

Ciclo de Charlas “Los miércoles de ATTAC en Aragón”

ETAPAS DE LA CARAVANA POR EL AGUA PÚBLICA

EL GRAN ENGAÑO” que analiza el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración

Campaña NO al TTIP-CETA

Video manifestación de Zaragoza contra TTIP y CETA

La Banca o la Vida (video)

Análisis de la Deuda del Estado Español

“NO al tratadoTransatlántico de Comercio e Inversiones” Carlos Sanchez Mato

Fraude Fiscal y Corrupción. 2º Aniversario Attac en Aragón. Raul Burillo

Síguenos

Campañas de Attac

RSS Noticias de Attac España

Aqui hablamos de …

Banco de España (deuda pública)

Blogosfera Attac en Aragón

Blogosfera en Aragon

Blogosfera interesante

Libros e Informes de interés

Periodicos Digitales y Radios Libres

Suscríbete

Si desea recibir un boletín con las últimas publicaciones destacadas, introduzca su dirección de correo.