(1): ¿Y SI ABANDONAMOS EL OBJETIVO FUNDACIONAL DE ATTAC DE UNA RENTA BÁSICA UNIVERSAL?

9 octubre 2017 | Categorías: portada | |

José Luis Alonso, Antonio Piazuelo y Javier Paraíso desde ATTAC Aragón

10 DIÁLOGOS SOBRE LA RBU Y EL EG (1)

Algunas personas en ATTAC Aragón estamos muy preocupadas tanto por la situación de emergencia social, en que se encuentran muchos millones de personas en nuestro país como por la nula respuesta de los partidos políticos (incluidos los de la oposición) y la falta de propuestas de las organizaciones sociales, incluida ATTAC.

Para intentar salir de esta situación de estancamiento proponemos abrir un debate sobre cómo implementar medidas que, de manera urgente, palíen esta situación. Para facilitar el debate hemos pensado en recoger, en la forma literaria de dialogo, algunas de las preguntas más frecuentes que aparecen cuando, en foros públicos o en reuniones de amigos, defendemos la Renta Básica Universal (RBU) y/o el Trabajo Garantizado (TG), y las respuestas que damos.

En los artículos sucesivos iremos afrontando las razones sociales y económicas (2); las definiciones de RBU y EG (Empleo Garantizado) (3); la adecuación al futuro económico previsible (4); la desigualdad social y la cuantificación de la propuesta (5); la financiación mediante impuestos (6); qué es el dinero y las monedas sociales (7); la financiación extrapresupuestaria (8); las repercusiones económicas, sociales y políticas (9), y por último (10) algunas objeciones generales y un encuadre de nuestra propuesta como inicio de la lucha por una nueva sociedad.

Pregunta: ¿ATTAC defiende la RBU o el TG?

Respuesta: -Francamente no lo sabemos. Para las próximas Jornadas de Debate de ATTAC en octubre del 2017 se han presentado una ponencia “oficial” que plantea el reconocimiento como un derecho personal de la RBU y una enmienda a la totalidad que, en el fondo, plantea su sustitución por un TG y pide la retirada del primer documento , entre otras razones porque “es impreciso al definir la RBU, no justifica la necesidad de la medida, no demuestra que sea posible su adopción ni en el plano económico ni en el político, ni tampoco analiza los posibles efectos de su aplicación sobre la economía y la sociedad” En este debate vamos a intentar tener en cuenta todos esos puntos y aplicarlos tanto a la RBU como al TG.

P.- Pero, los Estatutos algo dirán ¿o no?

R.- Sí que toman partido. Citamos literalmente: “Los objetivos primordiales de ATTAC persiguen organizar a la sociedad civil para poner freno a la dictadura de los poderes económicos, ejercida a través de los mecanismos de mercado.”

Y sus 12 fines, abreviadamente son:

-              La denuncia de las políticas neoliberales y la generación de alternativas.

-              Una tributación adecuada a las transacciones financieras (tasa Tobin),

-              La supresión de los paraísos fiscales.

-              La condonación de la deuda externa.

-              Una fiscalidad justa, progresiva y redistributiva.

-              Unos servicios públicos universales, de titularidad y gestión pública.

-              Una renta básica universal.

-              Un comercio justo mundial.

-              La democratización de las instituciones internacionales.

-              La defensa de los derechos humanos.

-              La recuperación de la política y de los valores democráticos por la ciudadanía.

-              El sentimiento de pertenencia a una ciudadanía mundial.

Como vemos, los Estatutos de ATTAC incluyen textualmente la RBU. Por tanto, si no la quisiéramos defender más, deberemos cambiar los Estatutos.

P.- Yo os creía más radicales, pero la verdad, las medidas que proponéis no pasan de ser, a mi juicio, pequeñas reformas del sistema.

R.- Los fines, leídos de uno en uno, pueden dar esa impresión. En efecto, ¿qué ciudadano normal (no perteneciente al 1% más rico) puede negarse a defender cualquiera de ellos? Pero su aplicación en conjunto nos llevaría a otra “sociedad más justa basada en la solidaridad, la complementariedad y la cooperación”.

P.- Pues en este debate entre los que defendéis la RBU y los del TG no da mucha impresión de que la solidaridad, la complementariedad y la cooperación que defendéis para el futuro la practiquéis en el presente.

R.- Tienes toda la razón. Y lo peor es que mientras discutimos entre nosotros “si son galgos o podencos”, la emergencia social crece y 3 de cada 10 personas en España están en riesgo de pobreza o exclusión social.

P.- ¿Y cuál es vuestra propuesta desde Aragón?

R.- Son 5 propuestas interrelacionadas:

1ª Que defendamos las dos porque son complementarias. La RBU es universal, como indica su nombre, y por tanto resuelve directamente el problema de la pobreza y la exclusión. Además, es la base de otra sociedad ya que garantiza la “Libertad, Igualdad y Fraternidad” que venimos pidiendo desde la revolución francesa. Sin un mínimo vital garantizado no hay libertad pues la necesidad extrema tuya, o de tu familia, te obliga a venderte al precio que fije el otro. Sin libertad no hay igualdad y, por último, pero no lo menos importante, la fraternidad solo puede surgir entre iguales.

El Empleo Garantizado (EG), además de cubrir la necesidad moral de muchas personas de trabajar, permitiría producir una serie de bienes y servicios que no oferta la iniciativa privada, mejorando mucho la calidad de vida de la ciudadanía

2ª La RBU y el EG que defienda ATTAC deben ir indisolublemente unidas, tanto a una fiscalidad justa, progresiva y redistributiva como a unos servicios públicos universales de titularidad y gestión pública.

3ª La financiación del incremento de presupuesto debe venir de 4 fuentes: Lucha contra el fraude; mayor recaudación del IVA por el incremento del consumo; IRPF, Sociedades, Patrimonio; endeudamiento en monedas sociales o, exactamente en medios de pago privados oxidables.

4ª La progresividad del sistema fiscal debe medirse individual y globalmente incluyendo la cotización a la Seguridad Social, al IRPF y el IVA.

5 La propuesta debe ser encuadrada en otra más amplia e ilusionante: aprovechar la IV Revolución Industrial para crear una sociedad nueva basada en la Declaración de los Derechos de la Humanidad y en la que los valores de Libertad, Equidad, Solidaridad, impregnen la realidad del día a día. Una sociedad no consumista, pero mucho más culta, creativa, verde, cuidadora… En definitiva, como dicen algunas feministas, una sociedad en la que, para todas las personas, “la vida merezca la pena de ser vivida”.

P.- ¿No sois unos ilusos? ¡Os van a atacar desde todos los lados!

R.- Tienes razón. ¡Pero también nosotros proponemos ATTACar! Y para ello es necesario que ATTAC internamente supere la división actual. Hasta ahora tanto los defensores de la RBU como los del TG estamos empeñados en creer firmemente que nuestra propuesta es absolutamente buena y la contraria absolutamente mala. ¡Vamos, como si fuesen dos religiones!

Pero la verdad es que la situación de emergencia social exige una solución inmediata y que la suma se las dos propuestas es mucho mejor que cada una por separado porque se complementan. El TG no llegaría a todos los hogares en riesgo de pobreza y a los que llegase sería un ingreso por hogar y no por persona. La RBU cubre esas dos debilidades. Por el contrario, la RBU no cubre la necesidad psico-social de muchas personas de un empleo, ni tampoco crea directamente servicios nuevos para la ciudadanía, en cambio el TG que si cubre esos dos aspectos.

Al sumar las dos propuestas logramos que todas las personas reciban un mínimo vital y ello como un derecho personal y también que aquellas que lo deseen encuentren un trabajo con mucho contenido social, o medioambiental. Trabajos que generan nuevos servicios a la sociedad que la iniciativa privada no cubre.

P.- ¿Por qué empleáis la expresión “Empleo Garantizado” y no “Trabajo Garantizado”?

R.- Es una costumbre que viene de una parte del pensamiento de las economistas feministas y que pretende visibilizar el mucho trabajo no remunerado, principalmente de cuidados, que se realiza en el hogar, en su inmensa mayoría por las mujeres. La palabra empleo la reservaríamos para el trabajo con remuneración económica.

P.- ¿Tanta importancia tiene ese trabajo no remunerado?

R.- María Ángeles Durán, Catedrática de Sociología y Profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y directora mucho tiempo de su Grupo de Investigación “Tiempo y Sociedad” realizó un exhaustivo planteamiento estadístico para valorar económicamente “el cuidado, una actividad vital para las sociedades, que resulta casi invisible para los instrumentos macroeconómicos en que se basan gran parte de las decisiones políticas”.

Sus conclusiones, reconocidas internacionalmente, le llevan a estimar el trabajo no remunerado del ama de casa y su impacto en la economía española en casi la mitad del producto interior bruto estimado por el INE (Instituto Nacional de Estadística).

Si además del trabajo doméstico se incluye al voluntariado su estimación de total del trabajo no remunerado, sube las cifras anteriores al 60,71% del Producto Interior Bruto (PIB). Un trabajo que en torno al 80% hacen las mujeres. Es decir, de cada 100 euros producidos realmente en bienes y servicios 40 no son remunerados.

P ¿La RBU es una forma de remunerar ese trabajo hasta hoy no pagado?

R.- Rotundamente no. Ni la RBU ni el EG son el “bálsamo de Fierabras” de Don Quijote capaz de curar todos los males. Pero la RBU aumentara la libertad de la mujer a la hora de tomar sus decisiones. Y el EG permitirá que un parte de esos cuidados sean realizados fuera del ámbito doméstico.

R.- Sabéis que la RBU está siendo defendida y experimentada por gobiernos de derechas. ¿Es una medida de derechas la RBU?

R.- Esto no sería en sí mismo ningún desdoro para nuestra propuesta. Recordemos que el estado de bienestar ha sido llevado a la práctica no solo por gobiernos socialdemócratas, como cree mucha gente, sino también por gobiernos democristianos y liberales.

Pero hay que diferenciar las propuestas según sean sus acompañantes. Nuestra propuesta es que:

La RBU y el EG que defienda ATTAC deben ir indisolublemente unidos, tanto a una fiscalidad justa, progresiva y redistributiva como a unos servicios públicos universales de titularidad y gestión pública.

Y esta es la diferencia fundamental entre la RBU & EG de ATTAC y la que defiende el neoliberalismo, ya que este une el conceder la RBU con la supresión de la gestión pública de todos los servicios públicos, para llevarlos a la esfera mercantil y especulativa. En cuanto a su financiación ni se plantea el realizarlo mediante una fiscalidad justa, progresiva y redistributiva.

Este último aspecto también nos separa a ATTAC de algunas propuestas de financiación de la RBU basadas en incrementar la fiscalidad del IRPF lo que, en la práctica, es sobre las rentas del trabajo (ya que son el grueso de los actuales contribuyentes) aumentando la regresividad actual de la carga fiscal individual global (suma de todos los impuestos pagados por una persona).

 

ATTAC en Aragón no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización. 

 

Las lógicas neoliberales del quebrantamiento constitucional

EL GRAN ENGAÑO” que analiza el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración

CONACENTO Periódico alternativo de información y opinión en Aragón

EL SALTO el primer GRAN MEDIO financiado por la gente.

ARAINFO Periodismo sin limites en Aragón

Campaña NO al TTIP-CETA

Video manifestación de Zaragoza contra TTIP y CETA

La Banca o la Vida (video)

Análisis de la Deuda del Estado Español

“NO al tratadoTransatlántico de Comercio e Inversiones” Carlos Sanchez Mato

Fraude Fiscal y Corrupción. 2º Aniversario Attac en Aragón. Raul Burillo

Síguenos

Campañas de Attac

RSS Noticias de Attac España

Aqui hablamos de …

Banco de España (deuda pública)

Blogosfera Attac en Aragón

Blogosfera en Aragon

Blogosfera interesante

Libros e Informes de interés

Periodicos Digitales y Radios Libres

Suscríbete

Si desea recibir un boletín con las últimas publicaciones destacadas, introduzca su dirección de correo.