El Tribunal de Justicia de la UE abre la puerta a invalidar los ISDS de 196 tratados

Anula una resolución de un tribunal de arbitraje entre una empresa de seguros holandesa y Eslovaquia por no ser compatible con el Derecho de la Unión Europea. 

El Tratado de Inversiones Bilaterales (TIB) fue firmado en 1991 por la antigua Checoslovaquia y los Países Bajos para fomentar las inversiones entre los dos países. Con la disolución de Checoslovaquia en 1993, Eslovaquia se subrogó en su lugar con el TIB. Este tratado dispone que las controversias entre un Estado y el inversor del otro país deberán resolverse ante un tribunal arbitral, los conocidos como ISDS.

Un litigio entre una empresa holandesa y el Eslovaquia dio como resultado que el Estado tuviera que pagar una indemnización a la multinacional, pero el Tribunal de Justicia Europeo ha dictaminado que el tribunal arbitral de que se trata excluye la competencia de los órganos jurisdiccionales eslovacos y neerlandeses, a pesar de que no forma parte de los respectivos sistemas judiciales de Eslovaquia y de los Países Bajos. De ello se deduce que este tribunal arbitral no puede calificarse de órgano jurisdiccional “de uno de los Estados miembros” en el sentido del artículo 267 TFUE, relativo al procedimiento prejudicial, y, por tanto, no está facultado para presentar una petición de decisión prejudicial ante el Tribunal de Justicia.

SEGUROS DE ENFERMEDAD HOLANDESES EN ESLOVAQUIA

La historia que ha dado como fruto esta sentencia arrancó en 2004. Achmea, una empresa de seguros de enfermedad holandesa, creó una filial en Eslovaquia para ofrecer seguros privados. En 2006, Eslovaquia paralizó la liberalización del mercado y prohibió, concretamente, la distribución de los beneficios derivados de las actividades relativas a los seguros de enfermedad.

En 2008, la empresa holandesa inició un procedimiento arbitral en base al TIB por la decisión de Eslovaquia y el perjuicio económico que le había ocasionado. Cuatro años más tarde, el ISDS condenó a Eslovaquía a abonar 22,1 millones de euros como indemnización a Achmea. El país no tardó en interponer un recurso de anulación contra el laudo del tribunal arbitral. Según Eslovaquia, la cláusula arbitral incluida en el TIB infringía varias disposiciones del Tratado FUE.

Mediante la sentencia publicada hoy, 6 de marzo, el Tribunal de Justicia Europeo da la razón a Eslovaquia y declara que el ISDS excluye la competencia de los órganos jurisdiccionales eslovacos y neerlandeses y, por lo tanto, este ISDS no puede calificarse de órgano jurisdiccional “de uno de los Estados miembros” y no está facultado para presentar una petición de decisión prejudicial ante el Tribunal de Justicia.

EUROPA DIVIDIDA

El apoyo a las alegaciones presentadas por Eslovaquia ha dividido a la Unión Europea. La República Checa, Estonia, Grecia, España, Italia, Chipre, Letonia, Hungría, Polonia, Rumanía y la misma Comisión Europea presentaron observaciones en apoyo a las alegaciones de Eslovaquia, mientras que Alemania, Francia, los Países Bajos, Austria y Finlandia afirman que la cláusula controvertida y, de modo más general, las cláusulas similares utilizadas normalmente en los 196 tratados actualmente en vigor entre los Estados miembros de la Unión Europea son válidas.

fuente

ATTAC en Aragón no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización. 

ATTAC en Aragón no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.